INTERPRETAR INSPIRACIONES

El aprendizaje y servicio solidario se nutre de un intenso diálogo entre perspectivas teóricas en las que se entrecruzan e integran referencias pedagógicas, didácticas, espirituales, institucionales y culturales. En este espacio exploramos esas inspiraciones teóricas y los diversos enfoques desde los que es posible interpretar y comprender los sentidos y finalidades de los proyectos de AYSS desplegados en el marco de UNISERVITATE.

APRENDIZAJE Y SERVICIO SOLIDARIO

“No queremos que los estudiantes vayan a las comunidades con la idea de que están para ayudar a otros, que las comunidades tienen problemas que los expertos (docentes y estudiantes universitarios) llegan para arreglar (…) El cambio social está estrechamente alineado con un programa de justicia social cuyo fin es trabajar para una sociedad en la que individuos y grupos accedan a un trato equitativo y una justa participación en las oportunidades y beneficios”.
Osman y Petersen, 2013: 8-9

El aprendizaje y servicio solidario (AYSS) se ha difundido en todo el mundo especialmente en los últimos 50 años, generando un aporte sustantivo a la revisión de los métodos de enseñanza en los sistemas educativos formales. Puede definirse como una metodología de enseñanza -y también una filosofía- que procura el aprendizaje de los estudiantes a través del diseño de actividades solidarias que buscan dar respuestas a las necesidades genuinas de las comunidades. El AYSS desarrolla su potencial educativo conectando las demandas sociales con el aprendizaje académico, promoviendo el desarrollo de habilidades transversales como la resolución de problemas, pensamiento crítico, trabajo en equipo, habilidades comunicativas y el compromiso social.

Los proyectos y propuestas pedagógicas centradas en el AYSS presentan simultáneamente estas tres características programáticas:

  • Implican el desarrollo de acciones de servicio solidario destinadas a atender necesidades reales y sentidas por una comunidad.
  • Son protagonizados activamente por los estudiantes en cada una de sus fases, desde el planeamiento hasta la evaluación.
  • Se articulan intencionadamente con los contenidos de la enseñanza, tanto en lo referido a los lineamientos curriculares y el desarrollo de competencias profesionales y ciudadanas).

En las últimas décadas, el cuestionamiento a los modelos tradicionales de la enseñanza y su inadecuación a las demandas de la sociedad del conocimiento, ha promovido el desarrollo de las llamadas “pedagogías activas”, destinadas no sólo a promover la construcción de conocimiento científico, sino también a desarrollar habilidades “blandas” y socioemocionales. Las instituciones educativas se ven interpeladas para promover, más allá de los saberes disciplinares y/o profesionales, la adquisición de habilidades que hagan posible una participación ciudadana activa y un compromiso sostenido con la comunidad local, nacional y global. Numerosas publicaciones muestran un creciente interés en articular mejor las misiones en torno al concepto de "universidad comprometida" y "responsabilidad social universitaria". 

Frente a los enormes desafíos de nuestro tiempo, diversas reuniones internacionales de educación superior a nivel mundial y regional han emitido declaraciones enfatizando la necesidad de fortalecer la participación social de las universidades asociada a los objetivos de desarrollo sostenible para 2030 (Naciones Unidas Meta 4.7). Sus representantes impulsaron, incluso, los procesos de desarrollo local que exigen la formación de redes y el trabajo mancomunado de instituciones educativas y organizaciones sociales con el sector público, para el abordaje de cuestiones estructurales que no pueden ser modificadas solo con la participación de docentes y estudiantes.

ESPIRITUALIDAD

El desafío de enseñar mentes, tocar corazones y transformar vidas.
“Las Universidades Católicas deben caracterizarse por la reflexión continua a la luz de la fe católica sobre el creciente tesoro del saber humano, al que trata de ofrecer una contribución con las propias investigaciones; la fidelidad al mensaje cristiano tal como es presentado por la Iglesia; el esfuerzo institucional a servicio del pueblo de Dios y de la familia humana en su itinerario hacia aquel objetivo trascendente que da sentido a la vida”. Constitución Apostólica Ex corde ecclesiae,1990 (adaptación)

Las enseñanzas de la Iglesia Católica destacan la importancia de la educación integral como núcleo central de sus instituciones. En su magisterio, Francisco insiste en la necesidad de promover desde la Universidad el diálogo fe y razón, y la fusión de la excelencia académica con el testimonio concreto de una comunidad socialmente comprometida. Nos exhorta a salir a las periferias e involucrar “cabeza, manos y corazón” en la transformación del mundo, integrando saber-saber hacer-saber ser.

El AYSS es una estrategia clave para que las ICES cumplan su misión de educar para el humanismo fraterno y construir una civilización de amor, ayudando a las comunidades a articular su identidad espiritual con las misiones de enseñanza e investigación, y ofreciendo formas innovadoras para lograr una educación integral. A través de UNISERVITATE y la institucionalización del aprendizaje servicio se espera fortalecer los vínculos entre la reflexión espiritual, las actividades pastorales y el aprendizaje académico.

UNIVERSIDAD Y COMPROMISO SOCIAL

En los últimos años ha ido creciendo la reflexión en torno a la responsabilidad de las instituciones de educación superior de poner su caudal de conocimientos y recursos al servicio del conjunto de la comunidad, aportando soluciones a sus problemas más urgentes de la sociedad y promoviendo el desarrollo sostenible. A los conceptos tradicionales de extensión y servicio social, se han sumado otros como el de voluntariado, responsabilidad social universitaria (RSU), o desarrollo de capital social. Cada uno de estos conceptos está asociado a supuestos teóricos y también a culturas y prácticas institucionales diversas.

La propuesta pedagógica del aprendizaje-servicio en la Universidad abre un espacio de encuentro y convergencia de intenciones y acciones orientadas a la intervención social al involucrar a docentes y estudiantes en la atención de problemáticas reales de las comunidades locales o globales desde la enseñanza. Ofrece así un modo genuino y profundo de articular la excelencia académica con el compromiso social de la educación superior con la construcción de una sociedad justa.

HISTORIAS

conociendo a las
personas detrás
de las experiencias

"Es una cuestión de coherencia entre el mandato de la Iglesia y la misión de la Universidad (...) No se trata solo de ser buenas personas, se trata de dar una oportunidad para mejorar la calidad de la enseñanza. Esto es estratégico: asociar el AYSS con los procesos de mejora"

Chantal Jouannet & Manuel Caire, Universidad Católica de Chile

"Partimos del reconocimiento de que la Universidad no posee el conocimiento de manera exclusiva. Necesitamos apoyarnos en el liderazgo en los estudiantes y las comunidades, que aportan sus conocimientos y experiencias"

Daniela Gargantini, Universidad Católica de Córdoba, Argentina

"El aprendizaje servicio no es una creación de las universidades católicas pero reconocemos en esta metodología muchas oportunidades para educar a los estudiantes. Vemos cuánto aprenden sobre sí mismos, sobre el curso y sobre la sociedad al ser confrontados con diversas dimensiones de la justicia social. AYSS es un regalo que las universidades católicas pueden usar para profundizar nuestro compromiso con la sociedad, vinculado con la misión social de la Iglesia".

Nicolás Standaert, Universidad de Lovaina, Bélgica

Una red global en
constante expansión

UNISERVITATE es un programa global y en red que se constituye a través de un proceso de desarrollo permanente y de la integración de nuevos actores e instituciones a partir de una serie de nodos regionales distribuidos estratégicamente en todo el mundo.