Nos planteamos como identificar y reflexionar la espiritualidad o los valores para el bien común dentro de esta pedagogía. Algunos la identifican como otra dimensión… ¿Y si la imaginamos como una trama que atraviesa desde el inicio hasta el final y retroalimenta el crecimiento individual y grupal a partir de un proceso de reflexión?, ya no sería otra dimensión sino el eje estructural de un proyecto o programa de AySS.

Las principales dimensiones reconocidas del aprendizaje-servicio solidario (AySS) son tres: la dimensión curricular, el compromiso y liderazgo estudiantil y el servicio real y sentido con la comunidad.

Imagen. Tres dimensiones del AYSS

 

Nos planteamos como identificar y reflexionar la espiritualidad o los valores para el bien común dentro de esta pedagogía. Algunos la identifican como otra dimensión, pero eso nos llevaría a otorgarle un espacio separado de las otras dimensiones. ¿Y si la imaginamos como una trama que atraviesa desde el inicio hasta el final y retroalimenta el crecimiento individual y grupal a partir de un proceso de reflexión?, ya no sería otra dimensión sino el eje estructural de un proyecto o programa de AySS.

El trabajo debería comenzar en las dos primeras dimensiones, propiciando la reflexión interna, tanto en estudiantes como en docentes, hacia los aspectos que se tienen en el corazón. Se puede trabajar el sentido de la vida, el desarrollo personal, la conciencia personal y el crecimiento espiritual. Trabajando también la posibilidad de que en el ir hacia afuera pensemos en un dialogo a 360° y más allá de la religión. Esta reflexión en la institución podría llevar a la necesidad de modificaciones curriculares incorporando espacios como la ética, formación en valores, la bioética el compromiso cívico etc. Por lo cual también hace a una reflexión espiritual de la propia institución.

 

Imagen. Dimensiones del AYSS y aspectos interiores

 

A partir de este fortalecimiento interno (estudiantes y docentes) se llega al vínculo con la comunidad, salir hacia afuera donde se aplican estos valores desarrollados en relación con aspectos como la ética y desarrollo moral, la solidaridad, el servicio, el dialogo, la fraternidad, este sentimiento de humanidad interconectada. Ese proceso de reflexión hacia afuera y que la podemos interpretar como un proceso transversal, retroalimenta el trabajo interno, y entonces nos prepara para volver a salir hacia afuera. En esta ida y vuelta todo se conecta y es ahí la idea de tramar un nuevo tejido, el de la espiritualidad centrada en un dialogo realmente fraterno para trabajar juntos.

La imagen de esta trama se puede ver en esta grafica:

 

Imagen. Dimensiones del AYSS y aspectos interiores y exteriores